BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 3 de abril de 2010

Polybius

Aún recuerdo aquel día como si fuera hoy, aunque hayan pasado mucho años, lo recuerdo perfectamente, el suceso más traumático y más doloroso de toda mi vida.
El 5 de octubre de 1981, era el cumpleaños de mi hermana Sophie, así que decidimos salir a dar una vuelta. Nuestros novios nos esperaban en la sala de juegos del centro comercial. Había gente que llevaba días haciendo cola para probar un nuevo videojuego, el polybius. Lo que más llamaba la atención de aquel videojuego eran los brillantes colores que tenía, que para aquella época era algo muy novedoso.
Cuando por fin fue nuestro turno de probar el videojuego, el novio de mi hermana le dejó jugar a ella, según dijo él, como regalo de cumpleaños. Jugó durante horas, y nos dejaba jugar a nosotros, era como si estuviera enganchada, la gente protestaba porque solo jugaba ella. Nos cansamos de esperar por ella, la cogimos de un brazo y nos la llevamos a casa. Por el camino no dejaba de repetir lo alucinante que era aquel juego, algo que nos fastidiaba ya que no habíamos podido probarlo. Irradiaba felicidad, parecía una niña pequeña dando saltos por el medio de la carretera. Esa fue la última vez que la vi sonreír.
Con el paso de los días el comportamiento de mi hermana cambió. Ya no sonreía como solía hacer, bajó su rendimiendo escolar, apenas hablaba y había dejado a su novio. Llevaba tres días sin salir de su habitación, no quería comer, no quería salir de su mundo, era como si se encerrase en si misma. Mis padres no sabían que hacer.
Una noche, mis padres decidieron salir a dar una vuelta y me dejaron a mí a cargo de mi hermana. Todo transcurrió con normalidad, hasta que comencé a escuchar sonidos extraños que venían de la habitación de Sophie, eran como susurros, y repetía una y otra vez las mismas palabras: "mátate", "no pienses", "confórmate", "no cuestiones la autoridad", "ríndete"...
Camine despacio hacia su habitación, abrí la puerta lentamente y entré. Sophie estaba en el suelo sentada, balanceándose, repitiendo las mismas palabras todo el rato.
-sophie...
-mátate... no pienses.. confórmate...
-sophie, estás bien?
-no cuestiones la autoridad... ríndete..
-que te pasa?, me estás asustando.
-mátate... no pienses... confórmate... no cuestiones la autoridad... RINDETE....
Su voz sonaba muy profunda. Di dos pasos hacia ella y pude ver lo que tenía en las manos.
-sophie, que haces con la pistola de papá? eso no es un juego.
-mátate... no pienses... confórmate.... no cuestiones la autoridad... RINDETE...
-sophie, dame la pistola, confía en mí, dámela.
Levantó la cabeza, me miró y se puso de pie. Comenzó a juguetear con la pistola en sus manos.
-sophie... me estás asustando...
Comencé a llorar, de desesperación y de miedo pensando que mi hermana se podría llegar a matar.
-sophie... para por favor... si esto es algún tipo de broma no tiene gracia.
Seguía sin hacer caso, jugueteando con la pistola y repitiendo esas palabras una... y otra... y otra vez.
-porqué haces esto...?
Cogió la pistola... se la puso en la cabeza...
- Polybius...
...y apretó el gatillo...

3 comentarios:

Mapita:)*! dijo...

D:!
pero pero...
ee?!
x qe izo eso x_X
qe tenia el juego D:!
jajaxD
solo me dejaste con dudasxD!
ya qiero leer otra:O
cuidate muchoxD
nos vemos(K)

Mapita^^

andi dijo...

ese juego tiene mensajes subliminales, existe en la realidad

Sandra dijo...

Andi, por favor... ¡Mira que yo tuve problemas con ese maldito juego y lo sabes! Ahora me volverá a perseguir en mis peores pesadillas... T-T
xD Nah, era coña, muy buena la historia.